Blog

cuencos_1

Cuencos Tibetanos

Tradicionalmente los cuencos se utilizaban para la meditación y la sanación en los monasterios de monjes tibetanos, aunque su historia nos lleva a dataciones anteriores del s.V a.c.

Los cuencos tibetanos son instrumentos, pero a través de los armónicos que emiten al ser tocados se producen efectos altamente beneficiosos sobre nuestro cuerpo y sobre nuestro campo energético. Aunque no podamos escuchar frecuencias que están fuera de nuestro campo auditivo, ni podamos producir sonidos o frecuencias que estén fuera de nuestra capacidad, sin embargo mediante los armónicos podemos resonar con ellas.

Sus vibraciones elevan nuestra frecuencia vibratoria, el cuerpo sirve como conductor de resonancia, a través del sistema nervioso a nuestras células , resume la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia.

cuencos_2

Hay dos maneras de hacer que suene el cuenco tibetano. Una está pensada para que el sonido aumente en intensidad poco a poco, mientras que la otra es mucho más impresionante, debido a que el sonido se genera de manera instantánea.

El primero, llamado sistema de rodillo, supone sostener el cuenco con la palma de la mano, evitando que las yemas de los dedos toquen el metal. Con la otra mano se coge la baqueta o maza que normalmente viene con el cuenco. Se pega la baqueta al borde y se realizan giros muy lentos alrededor de la “boca” del cuenco. A los poco segundos sentiremos que empieza a producirse un suave sonido, que se incrementará mientras sigamos girando la baqueta. Una vez que hayamos alcanzo un nivel alto, separaremos la baqueta del cuenco. Permaneceremos atentos al sonido y, cuando ya no se oiga nada, comenzaremos otra vez.

La otra técnica, llamada del golpeteo, se basa en sostener el cuenco en una mano o colocarlo en una superficie firme, y darle uno o varios golpes suaves para que genere sonido rápidamente.

El cuenco se puede utilizar de mil maneras, todo depende de las necesidades de la persona. En general, diremos que con su sonido podemos potenciar la relajación corporal, canalizar o activar alguno de los chakras (centros de energía vital), liberar bloqueos energéticos (ya sean provocados por traumas, miedos o inseguridades), posibilitar la concentración necesaria para realizar una visualización creativa u otra clase de ejercitación psíquica.

También hay otras aplicaciones, aunque tal vez más esotéricas, como: controlar la energía de una habitación o limpiarla antes de la realización de una ceremonia, relajar un ambiente cargado donde se ha producido una pelea, etc.

Hay veces que se realizan otras terapias combinando la vibración del sonido con cuencos tibetanos y la del color cuya influencia actúa físicamente a través del estado de ánimo.

Evidentemente, el cuenco tiene, en sí, un cierto poder, pero necesitará nuestra ayuda para llegar a canalizar toda su energía.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Carrito de compras

No hay productos en el carrito.

× Puedes hacer tus pedidos por whatsapp